31/3/11

ABÓS

                       
                                   Ermita polvorín de Abós

Muro meridional y cabecera

Interior


Las viejas ruinas de la la iglesia románica de San Miguel es el único vestigio que queda en pie de la desaparecida población de Abós. De existir cualquier otro vestigio de este poblamiento permanecería soterrado bajo la variante de la ciudad de Jaca.
Abós fue un lugar independiente de Jaca, hay referencias de este despoblado desde el año 1059 en diferentes documentos medievales en donde ya se citan casas, tierras, viñas...
Hay también documentos que hablan de la despoblación de Abós en torno a el año 1470, estamos hablando de una antigua población que lleva más de 500 años despoblada.
Fue en el año 1719 cuando a comienzos de la guerra con Francia, Jaca se vio en la necesidad de construir un polvorín y se utilizó esta iglesia como almacén provisional. A finales del siglo XVIII tenía capacidad para almacenar unos "mil quintales" de pólvora.
Las ruinas de Abós están declaradas BIC (Bien de Interés Cultural) desde abril del año 2006. Están situadas a las afueras de Jaca, al lado de una rotonda junto a un gran centro comercial. Pasas junto a ellas si subes en dirección a Villanúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario