13/10/15

LA TORRAZA DE ESCUER


La Torraza 

Numerosas aspilleras

Escaleras de acceso

Bóveda de cañón

Capilla de Santiago

                                           Interior de la capilla

El reportaje de hoy tiene como protagonista la Torraza de Escuer, en mi opinión, una de las joyas que encontramos dentro de la comarca del Alto Gállego. Se sitúa en un emplazamiento casi inexpugnable, junto a la torre del Moro de Lárrede forma parte del sistema defensivo de la zona del media del Gállego.
La torre se levantó en el último siglo de lo conocemos como la Edad Media (s. XV), aunque fue ampliamente remodelada en el siglo XVI. Originalmente tenía cinco plantas y dos puertas de acceso, uno desde la calle y otro elevado mediante escalera de madera.
La totalidad del recinto está amurallado, una pequeña capilla cierra una parte del flanco sur. Destacan la gran cantidad de finas aspilleras que encontramos en todos sus muros, alguna de ellas cruciforme.
De la iluminación se ocupaban varios vanos abiertos en las fachadas oeste y sur, destacando uno de ellos geminado.
La reforma que antes comenté, la del siglo XVI, consistió (entre otras cosas) en la construcción en el interior de la torre de varias bóvedas de cañón, lo que produjo que las plantas se redujeran de cinco a tres. Además, el desarrollo de las bóvedas hizo que varias de las aspilleras quedaran inutilizadas.
A escasos cinco metros de la torre se sitúa la capilla de Santiago, originalmente sólo tenía acceso desde el interior del recinto. En alguna reforma posterior, se le tabicó la puerta de acceso y se abrió la ahora existente, por el sur. La ermita perdió la cubierta hace muchos años, aunque, al igual que la torre, está bien consolidada. Y es que a pesar de estar situada en despoblado, merece la pena conservar el conjunto.

1 comentario: