29/4/13

MULLERMUERTA


                           La pardina vista desde la carretera

Llegada a Mullermuerta

Edificio principal


Esta pardina de tan inquietante nombre es otra de las muchas situadas dentro de los límites de La Jacetania, posiblemente levantada en los siglos XIV o XV sobre las ruinas de un antiguo despoblado medieval. El topónimo del despoblado se ha conservado (una vez más) gracias a la pardina hasta el día de hoy.
Entre otras cosas sabemos que en enero del año 1206 Pedro II entrega Mullermuerta al monasterio de San Juan de la Peña; también sabemos que en el año 1785 Mullermuerta era señorío eclesiástico.
Según cuenta Ricardo Mur en su libro Viaje al fin del mundo:  “No faltan las leyendas sobre damas fallecidas que pudieran encontrarse en los alrededores, aunque no son más que meras justificaciones del topónimo. Mullermuerta o Villamuerta, es igual, no refleja más que el hecho de una casa de campo (villa), que posteriormente fue despoblada (muerta) y que luego volvió de alguna forma a la vida”.
El edificio principal consta de dos plantas y está totalmente arruinado y enmarañado por la maleza. Junto a él, se levantan algunas edificaciones secundarias que aunque se conservan en mejor estado, se hallan devoradas por la vegetación.
Las ruinas de la pardina están situadas a escasos metros de la carretera que enlaza las poblaciones de Villalangua con Bailo, concretamente en el kilómetro 268, un poco antes de subir el puerto de Santa Bárbara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario