2/12/19

CASTILLO DE FIGUERUELAS


Emplazamiento del castillo


Restos del torreón


La torre Figueruela desde el castillo

Tenía pendiente desde hacía tiempo visitar los restos del castillo de Figueruelas, situado a unos cuatro kilómetros al este de la ciudad de Barbastro. Se halla lo alto de la pequeña cordillera montañosa del interfluvio de los ríos Vero y Cinca. El lugar exacto en el que se localiza es la cúspide del escarpe rocoso que hay detrás de la Torre Figueruela. No hay senda ni camino y tendremos que ascender por donde podamos.

Se trata de unos vestigios de cronología altomedieval de probable ascendencia islámica, que corresponden al castillo de Figueruelas. El enclave corresponde al núcleo de Figueruela (villa, castillo e iglesia). Fue cedido en 1078 por Sancho Ramírez a la catedral de Roda. En 1425 fue vendido a la ciudad de Barbastro. La iglesia pasó al cabildo catedralicio de Barbastro en el año 1586. Finalmente quedó devenido a casa y ermita en el siglo XVIII. La capilla actual se halla en el interior de la vivienda.

Los despojos del castillo de Figueruelas que hoy podemos apreciar son muy exiguos. Se localizan en el costado noroeste del cerro. Se trata de una torre rectangular de la que perduran un par de metros de alzado descarnado de su paño oriental. El aparejo es de piedra sillar y cantos con abundante argamasa. Son pocos los restos que perduran del viejo castillo pero no por ello menos interesantes, por este motivo pensamos que es importante que tengan cabida en este blog.

25/7/19

BUN (ERMITA Y DESPOBLADO)


Despoblado de Bun y ermita en segundo plano

Ermita de Santa Isabel

Edificios del despoblado

Uno de los "espedregales"

Buesa es una pequeña localidad situada en el sector noroccidental de la siempre apasionante comarca de Sobrarbe. Se halla a unos dos kilómetros al sureste de Broto, con acceso por una zigzagueante carreterita asfaltada que tomaremos desde la carretera que conecta Broto con Fiscal.
La ermita de la Virgen de Bun (o Santa Isabel) se encuentra a una hora y media de camino de la localidad de Buesa. El camino arranca desde la iglesia; los primeros metros transcurren por un bello camino de herradura, después hay un tramo de pista -apenas unos metros- y finalmente por sendero. El camino es sombreado y no tiene mucho desnivel.

El despoblado y la ermita se sitúan a 1325 metros de altitud. Del despoblado subsisten gran cantidad de amontonamientos de piedras, algunos con formas definidas y otros no, y varias casetas construidas con las piedras del despoblado. El dintel de una de las casetas lleva grabado el año de 1822. El despoblado de Bun debe de ser, como mínimo, varios siglos anterior a estas edificaciones.
La ermita de la Virgen de Bun tiene planta rectangular y cabecera de testero plano orientado al este. La cabecera se cubre con bóveda de medio cañón y la nave con estructura de madera. La puerta de acceso, adintelada, abre al sur. Sigue las pautas de las típicas ermitas sobrarbenses del siglo XVII, si bien no es descartable que fuera algo anterior. La romería se efectúa el día 2 de julio.

Ricardo Mur escribió un reportaje sobre este despoblado en la revista La Estela (nº 38). Allí comentaba “El ámbito de intercesión de la Virgen de Bun está especializado en las rogativas de lluvia. Con el fin de obtener favores particulares, muchas mujeres subían andando descalzas. Los de Buesa nunca han olvidado que la obtención de lo pedido en la oración siempre ha de ir acompañado de la correspondiente acción de gracias, traducida generalmente en forma de otra peregrinación o visita a la ermita”.