5/2/17

FUERTE VENTORRILLO


                                         Llegada desde Martes

Vista sur

Costado occidental

Vista noroeste

Planta según Adolfo Castán


Se sitúa en una hondonada aproximadamente a medio camino de las localidades de Berdún y Martes, a escasos metros del puente que pasa sobre el río Aragón. La carretera HUV-5821 que enlaza las dos poblaciones pasa junto a la fortificación. 
Se construyó a finales del siglo XVI y su misión principal (y quizá única) fue ejercer control sobre el paso del río. 
El aparejo utilizado en la obra es mampostería, presentando sus muros un grosor de 0´60-0´70 metros. 
Tiene planta aproximadamente rectangular y dos torres cilíndricas dispuestas en diagonal. Cuenta también con numerosas aspilleras (un total de 12) abiertas en sus diferentes costados y torreones que controlaban el camino y el puente. El torreón oeste cuenta con cuatro aspilleras y el este con un total de tres, las otras cinco se reparten en sus muros sur y este. Adjunto planta del profesor Adolfo Castán para que os hagáis una idea de como estaban repartidas.
El área interior no contaba con cubierta; parece más bien que se trata de un patio interior cerrado que actualmente está devorado por la maleza. 

11/12/16

ALMALECH


Almalech; vista aérea

Roca de arenisca y sillares

Detalle del aparejo

Silo situado sobre la roca

Solar de posible edificio

Sillares del costado noroeste

Almalech o Armalé (como lo conocen en la zona) es uno más de los muchos despoblados medievales que salpican la geografía de la provincia de Huesca. Se localiza en la misma linde de las comarcas de la Hoya de Huesca y el Somontano de Barbastro, aunque pertenece a la primera de estas.
Fue uno de los núcleos de población dependientes de la abadía de Montearagón.
Sus vestigios se localizan muy cerca del río Alcanadre, en la margen opuesta al pueblo de Torres de Alcanadre, pero dentro del término de Salillas.
Si observamos la vista aérea (fotografía número 1) vemos un campo de regadío que lo riega un pivot sectorial. El poblado se localiza en la parte del círculo que se queda sin regar. Curiosamente, si recurrimos a viejos mapas (y no tan viejos) la zona en cuestión es citada con el nombre de "las iglesietas".
Una vez llegados a Almalech llamará nuestra atención una enorme piedra de arenisca sobre la que se ubicaba el fortín, con restos de la muralla y una cía en todo lo alto. Alrededor se la roca se localizan fácilmente varios sillares desperdigados al igual que ocurre si rastreamos el bosquecillo de carrascas que hay junto a la vieja fortificación.
De todas formas, lo que más me llamó la atención fue un solar de buenas dimensiones situado a unos 30 metros de la fortificación. Sus medidas aproximadas son 10 x 6 metros. Queda la primera hilada de sillares perfectamente alineados de sus muros norte y oeste. Quizá se trate del solar de su desaparecida iglesia, o quizá lo fuera de algún edificio notable.