22/8/17

CASTEJÓN DE BECHA (LA TORRAZA)

    
La Torraza situada en el mapa
 
Cerro en el que se asentó la torre

Planta de la torre

Sillares alineados

No creo que sea mucha la gente que conozca los vestigios de la torre protagonista del artículo de hoy.
Se localizan sus escasos restos al sur del Castillo de Castejón de Becha, en la cúspide de un cerro perfectamente visible desde la carretera A-132, punto kilométrico 8,700. Si tenemos intención de subir debemos tomar una pista de tierra que nace a nuestra derecha recorridos unos pocos metros tras rebasar el punto kilométrico antes reseñado. Dicha pista, tras pasar junto al Castillo de Castejón nos aproximará hasta el promontorio donde están los restos. La subida hay que realizarla a pie, la pendiente es relativamente suave y corta no presentando ninguna dificultad.
En la cima del cerro quedan los arranques de lo que sería un torreón cuadrangular, levantado con aparejo de sillares de arenisca alienados a soga. Apenas quedan unos pocos ejemplares y están muy desgastados y erosionados. Destaca el amplio campo de visión que tenemos desde la cima, dominando una buena parte de terreno. Sobre su cronología, Adolfo Castán la lleva hasta el siglo XIII.
Pocos restos pero los suficientes para abrir ficha a esta torre y documentarla, y así de esta manera darle "un poquito de vida”, al menos virtualmente.

3/8/17

TORRE DE SAN MARTÍN


Ubicación de la torre con respecto a Murillo de Liena

Sillarejos del flanco sur

Otro de los tramos de la torre

Vistas desde la torre y ruinas de la ermita antigua

Se trata de los restos de una torre militar muy descocida, prácticamente inédita. La única información que he podido encontrar sobre esta torre, como no, ha sido gracias al profesor y escritor Adolfo Castán. La documenta ARCA con las fotografías que Castán tomó en el año 2008.

Se localiza a algo más de dos kilómetros al noreste de Morillo de Liena. Hay una mala pista de tierra que parte desde el cementerio de la localidad que nos aproximará hasta la ermita de San Martín, y por tanto, hasta la torre. Hay un momento en que debemos abandonar la pista y tomar un sendero. No es fácil seguir este sendero, ya que hay algunos tramos algo confusos, sobre todo al final. Si hemos conseguido llegar hasta la ermita alcanzar la torre será relativamente sencillo.

Los restos de la torre se sitúan sobre un peñasco unos metros por encima de la ermita, en el punto más alto. La torre tiene planta circular y un perímetro aproximado de 4 metros. Quedan entre 3 y 5 hiladas de sillarejos tendidos a soga de su flanco sur, el resto, debe de estar oculto bajo tierra. Unos metros por debajo de la torre quedan exiguos restos de un amurallamiento.
Adolfo Castán la fecha en el siglo XI y apunta que se trata de la torre medieval cilíndrica más pequeñas de las situadas al norte de la provincia. Por su cercanía con las dos ermitas de San Martín (la nueva y las ruinas de la antigua) Adolfo Castán la llamó: "Torre de San Martín".