8/11/16

TORRE FUERTE DE ABENILLA


Torre fuerte de Abenilla


Reconozco que la torre fuerte de Abenilla es uno de los edificios por los que siento especial predilección. Son ya varias las visitas que he realizado a este despoblado con la intención de documentar los estragos que el paso del tiempo está haciendo en ella.
Hace unos años (marzo de 2013) envié las fotografías y la documentación necesaria para incluirla en la "Lista Roja" de la asociación Hispania Nostra.

http://listarojapatrimonio.org/ficha/torre_de_abenilla

La torre data del siglo XVI; está adosada al muro norte de la iglesia parroquial de San Martín. Cuando la torre perdió la utilidad para lo que en origen fue concebida, se aprovechó como basamento para levantar sobre ella el campanario de la nueva iglesia (s. XVIII).
La torre tiene planta trapezoidal y cuatro plantas, levantando unos 17 metros de altura. El acceso a la planta inferior se realizaba mediante una pequeña puerta adintelada que permanece tapiada desde finales de los años treinta. Las diferentes aspilleras existentes en la torre ponen de manifiesto la clara vocación original de fortaleza defensiva.

Viendo como se han desarrollado los acontecimientos se puede decir que de poco sirvió su inclusión en la "Lista Roja". Su estado de ruina progresiva y su ubicación en despoblado hacen presagiar un futuro poco halagüeño para este interesante edificio. Solo un milagro puede salvarla.


* Imágenes de Cristian Laglera e ilustraciones de José María Establés












28/9/16

VESTIGIOS DE LA ERMITA DE SANTA JULIANA DE EMBÚN


Vestigios de la ermita de Santa Juliana

Posible vano

Restos de la ermita en el río

Río Aragón Subordán

Entre Embún y Javierregay, muy cerca del río Aragón Subordán, todavía son visibles los restos de una antigua ermita inédita dedicada a Santa Juliana.
Mateo Suman, fraile del convento de la Victoria de Zaragoza, en su obra de 1802 "Apuntes para el Diccionario Geográfico del Reino de Aragón, Partido de las Cinco Villas" editado por la Institución Fernando el Católico, dice en la página 233 sobre esta ermita: “Se sitúa a orillas del río Aragón Subordán y a su izquierda, a media hora de Embún, y en el término de Santa Juliana, en un llano, se conserva la ermita de esta santa virgen y mártir. Es toda de piedra. Se dice que hubo aquí un monasterio de monjas Benitas, sujetas al monasterio de san Julián de Navasal”. Además de todo esto, añade: “Muchas veces he pasado por esta ermita y me parece de fábrica muy semejante a la de algunas iglesias de monasterios Benedictinos antiguos de nuestras montañas”. 
Pues bien, con estas pistas marché hace un par de fines de semana a Embún a tratar de localizarla. En el pueblo no obtuve mucha ayuda, quizá es que no supe dar con las personas adecuadas. Finalmente, dado que las márgenes estaban impracticables decidí meterme en el cauce del río y finalmente, tras un rato caminando, di con las ruinas a escasos metros del río, practicamente en el mismo borde pero en alto.
Después de fotografiar las ruinas y con un poco de fortuna, lo reconozco, pude contactar con los dueños de las tierras donde están situados estos vestigios, que me confirmaron que estaba ante las ruinas de la ermita pero que ellos la llamaban: “el monasterio de Santa Juliana”.
Sobre la ermita comentar que apenas quedan unos menguados restos que confirman su existencia. Quedan restos de un muro levantado en sillarejo, con un posible vano medio colmatado por la tierra y la maleza. El aparejo es de bastante calidad, he consultado con algunos amigos expertos en el tema y con todas las reservas, parece obra Alto Medieval.
Es cuestión de tiempo que los pocos restos que se mantienen en pie desaparezcan, pues el río va ganando lentamente el terreno a la orilla y la ermita se está desprendiendo poco a poco hacia el cauce del río. Pocos restos pero los suficientes para dejar constancia por escrito de esta desconocida ermita.