22/1/20

DESPOBLADO DE SAN CHIL (RODELLAR)


Ubicación de San Chil visto desde Rodellar

Amontonamiento de piedras

Vestigios de la ermita de la Virgen

Aproximación a la planta de la ermita

San Chil es uno de los cientos de despoblados medievales que salpican la geografía de nuestra provincia. Se localiza entre Rodellar y la ermita de la Virgen del Castillo, unos metros a poniente del diminuto núcleo de Chetó. Una vez en Rodellar tomaremos el bello camino de herradura que enlaza ambas localidades, pues San Chil se halla a unos 200 metros a poniente de Chetó, sobre un alto amesetado.

Conocimos de su existencia gracias al profesor Adolfo Castán que lo documenta en su libro “Arquitectura militar y religiosa de Sobrarbe y Serrablo meridional (Siglos XI-XIII)”. Hace algunos meses contactamos con el propio Adolfo que nos ayudó a localizar el despoblado y la ermita.

De San Chil perviven varios amontonamientos individualizados de lo que se supone eran las viviendas y la planta -arrasada- de la que fue su parroquial, hoy conocida como la ermita de la Virgen. La ermita se halla en su extremo más occidental. Sus escasos despojos, que apenas levantan 1-2 hiladas desde el suelo, nos dibujan un inmueble de planta rectangular con cabecera plana orientada al este. El acceso se realizaba por el sur. Mide algo más de 10 metros de largo por casi 5 de ancho.

Según ha transmitido la tradición oral San Chil se quemó.

2/12/19

CASTILLO DE FIGUERUELAS


Emplazamiento del castillo


Restos del torreón


La torre Figueruela desde el castillo

Tenía pendiente desde hacía tiempo visitar los restos del castillo de Figueruelas, situado a unos cuatro kilómetros al este de la ciudad de Barbastro. Se halla lo alto de la pequeña cordillera montañosa del interfluvio de los ríos Vero y Cinca. El lugar exacto en el que se localiza es la cúspide del escarpe rocoso que hay detrás de la Torre Figueruela. No hay senda ni camino y tendremos que ascender por donde podamos.

Se trata de unos vestigios de cronología altomedieval de probable ascendencia islámica, que corresponden al castillo de Figueruelas. El enclave corresponde al núcleo de Figueruela (villa, castillo e iglesia). Fue cedido en 1078 por Sancho Ramírez a la catedral de Roda. En 1425 fue vendido a la ciudad de Barbastro. La iglesia pasó al cabildo catedralicio de Barbastro en el año 1586. Finalmente quedó devenido a casa y ermita en el siglo XVIII. La capilla actual se halla en el interior de la vivienda.

Los despojos del castillo de Figueruelas que hoy podemos apreciar son muy exiguos. Se localizan en el costado noroeste del cerro. Se trata de una torre rectangular de la que perduran un par de metros de alzado descarnado de su paño oriental. El aparejo es de piedra sillar y cantos con abundante argamasa. Son pocos los restos que perduran del viejo castillo pero no por ello menos interesantes, por este motivo pensamos que es importante que tengan cabida en este blog.