24/6/14

ORNAT

                                                                            
Puente de Ornat


Ornat es un despoblado de origen medieval del que no ha llegado ningún vestigio hasta nuestros días; todo apunta a que estaba situado a poco más de dos kilómetros al sur de Ansó, en una zona conocida como la loma de San Cristóbal. En topónimo a quedado inmortalizado en el llamado puente de Ornat, justo debajo de la loma de San Cristóbal.
Gracias a la antigua documentación escrita sabemos que antes del siglo XIII existían al menos cinco núcleos habitados en el valle: Ansó, Fago, Arahuas, Ornat y Cenar (los tres últimos desaparecidos desde hace muchos siglos).
Buscando en cartularios y viejos documentos encontramos diferentes citas medievales sobre la población de Ornat, la más antigua data del año 864 en una donación efectuada al monasterio de San Pedro de Siresa: “dono idem villam que dicitur Ensau quantum de Ornati insuper pertinet”.
Posteriormente, en una carta de donación al monasterio de San Martín de Ciella del año 1025 (situado a la entrada del valle de Ansó) se dice: “Et sunt testes Garcia Enneconis de Ornate.........et Mancio Enneconis de Ornati”. Por último, el 30 de Diciembre del año 1199 Pedro II de Aragón dio el castillo de “Bal d´Arux” con todos sus términos (actual lugar de Aruej), a Pedro Pomar, a cambio precisamente del pueblo de Ornat.
Su iglesia parroquial también aparece citada en algunos viejos documentos, sabemos que fue levantada siguiendo los cánones románicos y que estaba consagrada a San Martín.
La pista de esta antigua población se pierde en el año 1295, donde aparece en un documento que dice que Ornat es propiedad del Rey. Sobre las causas del abandono de Ornat (al igual que los lugares de Arahuas y Cenar) son toda una incógnita, aunque hay que tener en cuenta que es posible que desapareciera como consecuencia de la peste negra que asoló toda Europa a mediados del siglo XIV.
Una gran cantidad de los despoblados medievales que encontramos en nuestra provincia desaparecieron por este motivo, y es que se estima que la peste negra fue la causa de la muerte de 25 millones de personas en toda Europa, aproximadamente un tercio de la población del continente por aquel entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario